Prevención de la fertilidad y endometriosis

shutterstock_132280757

Elvira Pomares.- Ginecóloga

La endometriosis es una patología en los órganos pélvicos de la mujer, que ocurre cuando el tejido que recubre el interior del útero (endometrio) se encuentra fuera de este. Puede desarrollarse fuera del útero, en los ovarios y las trompas e, incluso, en la vejiga o los intestinos. Este tejido puede irritar las estructuras que toca y así causar dolor y adherencias (tejido cicatricial) en estos órganos.

En numerosos estudios se evidencia que la endiometriosis está ligada a problemas reproductivos, existe una relación entre endometriosis y esterilidad. Los últimos estudios realizados sobre el tema nos aportan datos donde se estima que entre el 30% y 50% de las pacientes con endometriosis presentan infertilidad o tienen algún problema para conseguir el embarazo. Por otra parte, si estudiamos la población de mujeres con infertilidad, éstas tienen de 6 a 8 veces más probabilidades de sufrir endometriosis en algún momento de su vida si las comparamos con mujeres fértiles.

La hipótesis de que la endometriosis causa esterilidad o disminuye la fertilidad está en continuo debate porque aún no se sabe a ciencia cierta la causa y el efecto que tiene esta relación. Lo que si conocemos son las causas biológicas por las que la endometriosis puede afectar a la esterilidad.

Causas de la esterilidad por endometriosis

A nivel endometrial, disminuye la capacidad de implantación del embrión. Las pacientes estériles con endometriosis presentan niveles muy bajos de una enzima implicada en la síntesis de ligamento endometrial y también muy bajos niveles de α y β integrinas, que son moléculas celulares de adhesión necesarias para la implantación.

Cuando la endometriosis aparece en las trompas de Falopio (adherencias pélvicas), interfiere en la permeabilidad tubárica, haciendo muy difícil el paso y el transporte del ovocito a través de la trompa cuando éste es liberado por el ovario.

A nivel ovárico, los implantes de endometriosis van destruyendo tejido sano pudiendo entorpecer el desarrollo normal de los folículos y la maduración de los ovocitos. Es decir, disminuyen la calidad ovocitaria progresivamente en un número considerable de pacientes.

La esterilidad se puede producir por una alteración de la función hormonal: En mujeres con endometriosis los anticuerpos IgG e IgA, al igual que los linfocitos están aumentados en sangre, lo que puede afectar a la receptividad del endometrio y por lo tanto a la implantación embrionaria.

Otra de las causas que genera infertilidad es por una alteración de la función peritoneal: Estas pacientes además de tener aumentado el volumen del fluido peritoneal, tienen en este fluido un inhibidor de la captura ovocitaria que impide la interacción entre el ovocito y la trompa (interacción cúmulus-fimbria).

Tratamiento para recuperar la fertilidad

La primera opción para recuperar la fertilidad o parte de ella y aumentar las posibilidades de embarazo será tratar a estas pacientes mediante tratamiento médico, quirúrgico (laparoscopia) o combinado (médico-quirúrgico) según el grado de afectación y teniendo en cuenta el historial médico de la paciente.

En la endometriosis se pueden diferenciar 4 grados según la localización, la cantidad, la profundidad y el tamaño que tengan los implantes.

  • Grado I o grado mínimo.
  • Grado II o grado leve.
  • Grado III o grado moderado.
  • Grado IV o grado severo.

Para aquellas endometriosis de grado I y II el tratamiento médico sólo es efectivo para aliviar el dolor pero no mejora la fertilidad de las pacientes. Sin embargo, la cirugía por laparoscopia se ha asociado a una mejora de las tasas de embarazo.

En endometriosis de grado III y IV, la intervención quirúrgica por laparoscopia también mejora la tasa de embarazo.

Es muy importante la individualización de cada paciente y la valoración por personal altamente cualificado antes de someterse a una cirugía con diagnóstico y/o sospecha de endometriosis pélvica.

Las técnicas de reproducción asistida son una opción para aquellas mujeres afectadas por la endometriosis, que ven imposible su maternidad.

La inseminación artificial (IA), estaría indicada en aquellas pacientes con endometriosis tipo I y II. El tratamiento con hormonas, principalmente gonadotropinas, que estimulan la función ovárica mejora el pronóstico de embarazo frente al no tratamiento.

La fecundación in vitro, ya sea FIV convencional o ICSI, estaría indicada en aquellas pacientes con una afectación mayor tipo III o IV.

La tasa de embarazo obtenida para pacientes que se someten directamente a FIV son considerablemente más elevadas (entre un 45-49%) frente a aquellas que recurren a IA en un primer intento (10-11%).

PREVENCION DE LA INFERTILIDAD EN MUJERES CON ENDOMETRIOSIS.

LA VITRIFICACIÓN DE LOS ÓVULOS

En pacientes con endometriosis se ha demostrado la disminución de la calidad ovocitaria con la progresión de la enfermedad, que en muchos casos no tiene correlación con el grado de afectación pélvica en el momento del diagnóstico.

Por ello, conociendo  que la endometriosis es una enfermedad progresiva y que, a su vez la edad es un factor determinante para la infertilidad femenina, está indicado preservar la fertilidad, es decir, vitrificar ovocitos para poder intentar un embarazo más adelante, con un diagnóstico de endometriosis leve o moderada, antes de que la enfermedad progrese.

Es de gran importancia, que las mujeres con esta patología conozcan las posibles repercusiones de esta enfermedad en su posterior deseo de ser madres, ya que una buena prevención a tiempo puede resolver y/o mejorar el pronóstico reproductivo de estas mujeres.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.