Preservación de la maternidad

Laura Font.- Especialista en reproducción

Dicen por ahí que cualquier tiempo pasado fue mejor, y si hablamos de maternidad puede que hasta tengan razón… Hoy en día, la incorporación de la mujer a los estudios universitarios y al mercado laboral han traído como consecuencias, entre otras, el retraso de la maternidad por un porcentaje muy elevado de parejas, que hace que se vaya dificultando el conseguir un embarazo de forma natural a medida que van pasando los años.

Tal vez, la propia sociedad, nos hace que antepongamos proyectos, trabajos y productividades al precioso camino de la maternidad, quedando relegada a frases tan comunes como “cuando me hagan fija…”, “cuando termine la carrera…”, “cuando disfrutemos de vivir solos unos años…”, pero la misma realidad hace que en el momento en que todos esos condicionantes se alinean, quizá nuestro propio organismo no da la respuesta esperada…

Es maravilloso tener proyectada una vida con proyecto, pero… ¿por qué no proyectamos también nuestra maternidad? Imagina que el día que decides posponer un embarazo, decides también ponerle un sentido… Imagina que el orden de los factores no afecta a tu organismo, y que por primera vez, eres dueña de tu destino… Por suerte, los avances en técnicas de reproducción hacen posible este camino, pudiendo preservar la maternidad, haciendo de esta técnica una solución idónea para aquellas mujeres que saben que antes o después su deseo de ser madres prevalecerá sobre todo lo demás.

¿Cuál es el proceso para ser madre?

Inicialmente proponemos a las parejas la realización de nuestro “Proyecto Baby”, en el que realizaremos un estudio básico, totalmente gratuito, para intentar poner cada cosa en su sitio 😉

Con la preservación de la maternidad podrás empezar a soñar con ser mamá, cuando tú lo decidas. Una vez realizada la punción y extraídos los ovocitos, éstos pasarán a nuestro laboratorio y los introduciremos en en nitrógeno líquido a una temperatura de -195,8 ºC que permite que se mantengan latentes las condiciones biológicas idóneas para que nadie más que tú decida cuando ser mamá. En este momento se realizará la desvitrificación de éstos, posterior fecundación (con el semen de la pareja) y transferencia embrionaria.

Con esta técnica, las mujeres de hoy tenemos la posibilidad de poder elegir el momento para poder realizar su sueño de ser madre, porque aunque cambie nuestro ritmo de vida la necesidad de ser mamá siempre será innata.

Leave a Reply

Your email address will not be published.