El proyecto de un bebé es una de las aventuras más especiales de las que podemos disfrutar en nuestra vida. Pero no siempre es fácil hacer este camino tan natural en pareja. En ocasiones, se nos presentan problemas relacionados con la fertilidad y es entonces cuando nos conviene recurrir a los especialistas que pueden ayudarnos. Expertos que cuentan con los mejores medios técnicos de reproducción asistida y dominan, por ejemplo, la fecundación in vitro. Es un mundo bastante desconocido para nosotros pero, en estos casos, la información es clave y no hemos de escatimar. En iCreaVida te realizaremos pruebas diagnósticas como la histerosalpingografía. Te sonará a chino esta palabra pero, a continuación, te ofrecemos un resumen de lo que supone.

¿Qué es la histerosalpingografía?

Se trata, a grandes rasgos, de una radiografía especial basada en el uso de un tinte que permite observar la matriz o el útero y las trompas de Falopio.

¿Para qué se lleva a cabo una histerosalpingografía?

Este examen te sirve para saber si se han producido problemas (muy importantes en los procesos de reproducción) en las trompas de Falopio (por ejemplo, obstrucciones) y el útero. Por lo general, este tipo de radiografía forma parte de un análisis de infertilidad. Además, la histerosalpingografía también suele realizarse tras haberse producido una ligadura de trompas. De esta manera, es posible comprobar si las trompas de Falopio se encuentran totalmente bloqueadas, una vez se ha procedido a su oclusión histeroscópica, con el fin de prevenir el embarazo.

¿Cómo te puedes preparar para esta prueba?

Nuestros ginecólogos te pautarán medicación destinada a evitar las infecciones, antes y después de este examen. Asimismo, te los pueden administrar el mismo día de la prueba, para que estés más relajada.

Por otro lado, te recomendamos pasar por este examen entre el día siete y doce de tu ciclo menstrual. De esta forma, te queda claro que no estás embarazada y disminuyen las posibilidades de que te infectes.

Por último, si has tenido una reacción alérgica relacionada con el medio de contraste, se lo tienes que decir, cuanto antes, a nuestro ginecólogo. Aparte, puedes beber y comer con normalidad, antes de esta prueba.

¿En qué consiste la histerosalpingografía?

Te acostarás en una camilla de la sala de radiografía y debajo de una máquina de rayos X. Te introducirán el espéculo por la vagina y, tras limpiar el cuello uterino, el ginecólogo hará funcionar una sonda con un tinte, que funcionará como el medio de contraste y llenará las trompas de Falopio y el útero. Es entonces cuando se harán las radiografías.

¿Qué puedes sentir durante esta prueba?

No te ha de extrañar que tengas algunas molestias, derivadas de la introducción del espéculo o los escapes del medio de contraste.

¿Cómo has de interpretar los resultados?

En principio, has de esperar que el médico te diga que no hay anomalías. Sin embargo, también es posible que se den otros resultados, debido a las siguientes causas:

– Trastornos del desarrollo de las estructuras de las trompas de Falopio o el útero.

– Adherencias o cicatrices en estas zonas.

– Obstrucción de las trompas de Falopio.

– Pólipos o tumores en el útero.

– Presencia de cuerpos extraños.

Algunas consideraciones y riesgos

Debes tener en cuenta que no has de someterte a esta evaluación si te sangra la vagina y no conoces la causa o padeces la enfermedad inflamatoria pélvica (EIP).

En caso de que surjan inflamaciones, no dudes en informar a tu médico. Este examen no es el final de nada, ya que hay muchas técnicas que pueden ayudarte a tener descendencia.