Gracias a la criopreservación podemos utilizar en el futuro embriones de una Fecundación in vitro (FIV), procedentes de una sola extracción de ovocitos. Sus ventajas son muy alentadoras cuando nos ponemos en marcha para crear un proyecto de bebe tras una inseminación artificial. Por un lado, ahorramos tiempo, costes y molestias, ya que hacemos un solo ciclo de estimulación ovárica para más de una ocasión. Y por otro, y muy importante: no hay diferencia de resultados entre un embrión fresco y uno congelado.

Veamos de forma detallada en qué consiste la criopreservación y todo lo que nos aporta, tal y como lo realizamos en Córdoba en nuestra clínica iCreavida. Cuando se realiza una punción folicular, se suelen obtener más ovocitos de buena calidad de los necesarios para un ciclo de tratamiento de FIV. Entonces, los ovocitos restantes se criopreservan para poder utilizarlos en otras fecundaciones y acercarnos más al objetivo de fundar una familia.

¿Cómo lo hacemos?

La criopreservación consiste en vitrificar los embriones, es decir, congelarlos con una técnica que mantiene la calidad y propiedades inalteradas por tiempo indefinido. Así, se conservan en nitrógeno líquido a unos – 196 º centígrados (para ser exactos – 195,8º). Y así, podemos utilizarlos en cualquier momento con las mismas cualidades que tenían el día en que se extrajeron.

¿Por qué lo hacemos?

Debido a que la tasa de gestación por cada ciclo es de alrededor del 30%, y este resultado varía según cada mujer, nos aseguramos realizar posteriores transferencias embrionarias sin necesidad de volver a producir una estimulación ovárica y su consiguiente extracción. Ahorramos costes y tiempo, y para una nueva inseminación artificial ya tenemos una buena parte del camino andado.

Sin riesgos extra

Queremos destacar que la congelación de embriones no está relacionada con ningún riesgo de complicación en el embarazo. Por otra parte, la técnica de transferencia embrionaria es la misma para los embriones frescos que para los criopreservados.

La mujer debe seguir durante el embarazo el mismo seguimiento que cualquier otra embarazada, al igual que el bebé tendrá los mismos cuidados que el nacido mediante transferencia de embriones sin criopreservación. Las evidencias científicas al respecto son unánimes y absolutamente tranquilizadoras.

La calidad y capacidad de los embriones vitrificados es prácticamente igual, y hay tan solo unas mínimas diferencias de porcentaje de embarazo, que son cada vez menores debido a los avances científicos.

¿Qué mujeres pueden beneficiarse de este método?

Aquellas mujeres que pierden prematuramente su función reproductiva por causas diversas, las que deben pasar por tratamientos oncológicos, y también mujeres que padecen determinadas enfermedades genéticas o autoinmunes son las que pueden beneficiarse.

En todos los casos pueden disfrutar de su maternidad aprovechando una criopreservación de embriones, o bien de ovocitos (para embriones y ovocitos sin fecundar es la misma técnica).

Los embriones criopreservados son también aprovechados cuando una pareja o una mujer quiere optar por una segunda gestación. Como hemos mencionado, se conservan durante largos periodos de tiempo en perfectas condiciones.

¿Vitrificación es igual que congelación?

La vitrificación es una evolución mejorada de la congelación convencional. Destacamos sus principales ventajas: mayor tasa de supervivencia en los embriones y mayor tasa de implantación.

Mediante la vitrificación se enfrían las células de forma mucho más rápida y en un tiempo muy reducido, a una velocidad de más de 15.000 ºC por minuto, mientras que la congelación tradicional lo hace a 0,3 ºC por minuto. La aceleración del proceso evita la formación de cristales de hielo dentro de las células, lo que minimiza el posible daño celular. Después, el mantenimiento es sencillo, ya que quedan guardados dentro de bancos de nitrógeno líquido.

En iCreavida somos eficaces en nuestros resultados gracias a las técnicas de criopreservación, que han elevado las tasas de supervivencia embrionaria y embarazo de forma significativa.